¿Por qué tengo más granitos ahora? Nuestra piel en tiempos de confinamiento

Afronta con éxito la vuelta a la rutina
septiembre 2, 2019

Suele creerse que el acné y la piel grasa son exclusivos de la adolescencia. Es cierto que este problema afecta a esta edad de forma mayoritaria (el 80% de los adolescentes padecen acné), pero tener una piel grasa y con tendencia acneica no es exclusivo de los jóvenes. Los datos dicen que del 20 al 30% de los adultos padecen acné.

La salud de la piel está vinculada con la mente y con las hormonas y durante el confinamiento es normal que, si nuestro modo de vida se altera, nuestra piel lo note.

Acné en confinamiento
El estrés que sufrimos estas semanas por el confinamiento puede traducirse en problemas físicos. Uno de ellos es el acné. La situación de tensión puede empeorar el acné que ya sufriésemos o bien provocar la aparición de un brote. El estrés provoca una liberación de hormonas como el cortisol, que alteran algunas partes de nuestro organismo, incluida la piel. Nuestra piel empieza a producir más sebo que de costumbre y se altera la actividad del sistema inmunológico. Todo esto se traduce en cambios visibles en la piel.

Las condiciones climatológicas también influyen en la aparición del acné. El sol, tomado con moderación, es antiinflamatorio y secante, por eso las pieles con acné mejoran en verano. Al estar encerrados en casa, la falta de sol puede provocar que los brotes duren más y que aparezcan más lesiones inflamatorias. La falta de ventilación hace que los poros se obstruyan más y, por lo tanto, que aparezcan puntos negros y granitos más a menudo.

Otro factor relacionado con el confinamiento que influye en el acné es la alimentación. Admitamos que ahora comemos peor: picamos entre horas, hemos despertado al repostero que teníamos dentro y, claro, los bizcochos, galletas de chocolate y tartas variadas pasan factura a la piel.

Cuidados de la piel acneica durante el confinamiento
Nuestra experta en piel nos ofrece una una serie de cuidados para la piel con tendencia acneica que podemos seguir para mejorar su estado:

La limpieza es básica. Este tipo de piel genera más grasa que una piel normal, por lo que hay que retirar tanto ese exceso como los restos de suciedad acumulada a lo largo del día para evitar infecciones. Emplea productos con tensoactivos suaves si sueles tener la piel sensible y con algún brote y con tensoactivos un poco más secantes si tienes tendencia acneica. Consulta siempre, que sean adaptados a tu tipo de piel, que arrastren esa suciedad del rostro y eliminen el exceso de grasa y de células muertas para mantener los poros limpios. Evita productos formulados con alcohol. Concluye tu rutina de limpieza con un tónico que refuerce las defensas naturales de la piel. Sigue estos pasos dos veces al día: por la mañana y por la noche. Un consejo: lava con frecuencia las toallas y almohadas. Pueden acumular restos de sebo y provocar brotes de acné. 

Desmaquillado. Si te estás maquillando estos días por motivos laborales o simplemente porque te apetece verte más guapa, no olvides desmaquillarte antes de acostarte. La zona de los ojos y labios necesita cuidados especiales. Activos como el extracto de algodón nórdico son capaces de eliminar con suavidad el maquillaje de esta zona sin dejar residuos grasos. Esto ayudará a evitar que el acné sea persistente.    

La exfoliación acelera la renovación natural de la piel. Elegiremos solo exfoliantes que no sean agresivos con la piel y no exfoliaremos más de una vez a la semana. Si sufrimos un brote con muchos granitos este paso nos lo podemos saltar.

Un par de veces a la semana aplicaremos una mascarilla purificante que absorba el exceso de sebo, seborregule, elimine las impurezas y detoxifique la piel de forma intensiva.

En muchas ocasiones nos llegan consultas comentándonos que una piel grasa o con tendencia acneica no necesita hidratación. ¡Error! Todas las pieles requieren hidratación. Pero en este caso lo recomendable es emplear productos oil free, ligeros y de fácil absorción, como los sérums y los geles, más fluidos que las cremas.

  • Para aquellas pieles que tengan más sebo de lo habitual recomendamos usar un gel/crema hidratante.
  • En la zona donde sufrimos brotes o en pieles donde aparezcan más granitos aplicaremos un gel que esté indicado para la piel grasa con tendencia acneica
  • El uso de los sérum lo dejaremos para acciones más específicas y complementarias que nuestra piel necesite, como hidratar en profundidad, una acción antiarrugas o reafirmante, antimanchas, etc.

Afeitado. Los hombre también deben cuidar su piel y un momento en el que deben tener especial cuidado es en el del afeitado. Puedes reblandecer la barba con agua caliente o vapor además de renovar las cuchillas en cada afeitado.

Los activos más recomendables para cuidar las pieles con acné son:

  • Ácido salicílico: elimina y previene la aparición de espinillas
  • Arcillas: adsorbentes de la grasa
  • Azufre y sarcosina: seborreguladores
  • Extracto de árbol del té: protege la superficie cutánea
  • Ramnosa: calmante
  • Ácido hialurónico: uno de los hidratantes naturales más potentes
  • Extracto de Epilobium angustifolium: regula el exceso de sebo
  • Niacinamida: antioxidante que mejora la función barrera

Mantener el equilibrio en nuestra piel para que esté sana y perfecta es complicado. Si ya lo habías conseguido no dejes que el confinamiento lo rompa, sin embargo, si aun no habías logrado ese equilibrio, el confinamiento es un buen momento para empezar y dedicarle tiempo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies